MIRLITONS DE PONT-AUDEMER

Le mirliton desde Pont-Audemer es un pastel elaborado a partir de una masa de cigarrillos enrollada, adornado con una mousse de praliné y cerrado por ambos extremos con chocolate negro.
Esta especialidad fue creada en 1340 por Guillaume Tirel, dit Taillevent, cocinero de la corte francesa y autor del primer cárnico. Originario de Tourville sur Pont Audemer, quiso rendir homenaje a la ciudad de la que era originario imaginando esta receta, tanto por tantas avellanas tostadas, nueces, almendras, miel y mantequilla triturada, todas utilizadas como relleno para un cigarrillo. . En ese momento, el mirliton no estaba cerrado con corchos de chocolate, siendo el árbol del cacao estadounidense desconocido en otras partes del mundo hasta el siglo XVI. La pasta de chocolate no se elaborará en Europa hasta el siglo XVIII.
En el siglo XIX, esta receta, que se encuentra en el famoso tratado de pastelería Darenne et Duval, era del tipo almendra. La receta original, adornada con corchos de chocolate, ocupará un lugar de honor a finales del siglo XX por los pasteleros de Pont-Audemer. El mirliton de Rouen es muy diferente al de Pont-Audemer, tanto en su forma como en sus ingredientes.

Fáciles de preparar, crujientes y coronados con una cremosa mousse de praliné, son perfectos para los snacks del día.

Nivel de dificultad: fácil
Tiempo de preparación : 15 min
Tiempo de descanso: 30 min
Tiempo de cocción: 15 min
Tiempo total: 30 min + 30 min (descanso)
Ingredientes: alrededor de 15 a 20 mirlitons
Pasta de cigarrillos:
125 g de harina
125 g azúcar glas
90 g de mantequilla a temperatura ambiente, cortada en trozos
Claras de huevo 3
Mousse de praliné:
110 g de praliné
110 g de ungüento de mantequilla
80 g de azúcar
Yemas de huevo 3
250 ml de leche
15 g de harina
Decoracion
1/2 barra de chocolate amargo

Pasta de cigarrillos:

  • Precalienta el horno en modo estático a 180 ° C.
  • En un bol, trabaje la mantequilla hasta que se ablande.
  • Agrega el azúcar glass y mezcla.
  • Agrega la harina y vuelve a mezclar.
  • Separa las claras de las yemas en 2 tazones separados.
  • Incorpora las claras a la preparación y reserva las yemas.
  • En una bandeja para hornear forrada con papel pergamino, forma discos de masa de unos 12 cm de diámetro y 2 mm de grosor.
  • Hornee durante unos 10 minutos para obtener un hermoso color dorado.
  • Sacar del horno y pelar inmediatamente los discos de masa con una espátula.
  • Forme inmediatamente los kazoos, en forma de cigarrillo, envolviéndolos alrededor de una varilla cilíndrica de unos 3 cm de diámetro.
  • Recorta los extremos para obtener bordes rectos y limpios. Dejar enfriar.

Mousse de praliné:

  • En un bol, mezclar las yemas de huevo con 40 g de azúcar hasta que blanqueen.
  • Agregue la harina y mezcle.
  • Vierta la leche en una cacerola, agregue el azúcar restante y caliente la mezcla de 3 a 4 minutos.
  • Agrega la mezcla de harina, azúcar y yemas de huevo a la leche endulzada.
  • Batir hasta que hierva y obtener una crema espesa.
  • Film y deje enfriar en el frigorífico.
  • Vierte la crema fría en un tazón.
  • Batir y reservar.
  • En otro bol, agregue la mantequilla blanda y el praliné.
  • Mezclar antes de incorporar gradualmente la crema a la mezcla de mantequilla y praliné hasta obtener una mezcla firme y suave.

Ensamblaje :

  • Vierta la mousse de praliné en una manga pastelera.
  • Adorne los cigarrillos con espuma y reserve.
  • Rompe el chocolate negro en trozos pequeños y ponlo en un bol pequeño.
  • Derretir al baño maría, a fuego lento, revolviendo regularmente con una espátula.
  • Una vez derretido, sumergir los extremos de cada mirliton de 2 a 3 cm de largo, en el chocolate derretido.
  • Colocar en un plato y meter en el frigorífico unos 30 min.
  • Servir y disfrutar.

Cita sobre la cocina:

“La cocina de un pueblo es el único testimonio exacto de su civilización. "

Marcel Rouff